Hortera

No hay cosa más grave que a uno le diagnostiquen ser un hortera

descripción

descripción

Dícese del artículo sea animado o inanimado que experimenta un cambio de cualquier tipo (sea intelectual o físico) que conlleva una despreciable sensación de rechazo por parte de terceros, llevando a ese artículo a creer lo contrario.

El hortera en cuestión gusta de demostrar su maestría en el arte de sorprender desagradable e irrisoriamente al resto de la humanidad – y mundo animal- en diferentes campos.

  • 1 Vestimenta
  • 2 Lenguaje
  • 3 Cómo identificar a un hortera a oscuras y sin que hable
  • 4 Tipos de Hortera

Vestimenta

El Hortera no nace: se hace. En ocasiones, influenciado por otros horteras (hortera por contagio) o bien siendo un hortera espontáneo sui generis (hortera con pedigree). En la vestimenta gusta de acoplarse todos los complementos que encuentra en tiendas de todo a cien y los adornos navideños en época de rebajas. No tiene límite ni de calidad, ni de cantidad: si no coordinan con ninguna de las prendas de su ya de por sí estrafalario vestuario, no van acordes con su edad, son de temporadas pasadas o se llevaron hace siglos, ten por seguro que las tiendas los tienen en exclusiva porque saben que habrá un idiota que los luzca. Normalmente el hortera se lleva muy bien con las modas: tanto que se pondrá todas las falsificaciones que encuentre a su alcance aunque canten más que Pavarotti (en paz descanse) en las Cuevas del Sado (Adides, Revok, etc). El pelo del hortera se reconoce enseguida por no ir acorde con la ropa de la tribu urbana que ese día le haya dado por estropear (pelo largo por la cintura yendo de rapero, heavy con peinado cenicero, de traje con cresta de colores, rapado y vestido de hippie… ). Las mujeres gustan de llevar todo tipo de adornos en el pelo siempre que: a) lleven purpurina o colores imposibles b) sean aptos para niñas de 3 a 10 años c) sean lo más diferente posible a los colores de su atuendo.

Las botas del horteras NUNCA deben coincidir con el color del bolso, de la ropa o de la temporada. Llevar botas altas de piel de serpiente en verano conjuntado con minifalda de cuero es su mayor logro. También los tacones con pantalón de chándal o con mallas.

Lenguaje

Utiliza expresiones que en su momento -hace 3 y más años- estuvieron de moda: hablar como Chiquito de la Calzada, por ejemplo. Ligar con frases que parecen sacadas de la primera película de Pajares y Esteso también suele identificar al hortera. El hortera siempre habla con una mezcla de pijo y cuarentón desesperado en busca de hembra que le aguante.

Cómo identificar a un hortera a oscuras y sin que hable

El hortera SIEMPRE BRILLA: siempre lleva algún complemento que destaque en la oscuridad… hasta señuelos luminosos de pesca con el peligro que ello conlleva para metérselos en la boca.

Tipos de Hortera

  • Cuarentón salido: mezcla a Resines, Esteso y expresiones de Cine de Barrio y tienes al pesado de discoteca que parece haber crecido en la barra dando el coñazo a jovencitas cuyos padres son 10 veces más modernos que el adefesio que tienen enfrente.
  • Maruja Liberada: maruja que ha tocado cuartos -primitiva, ascenso del marido, herencia de la abuela- y empieza a emperrarse en vestir “como una señora” a base de falsificaciones, perfumes pestilentes, cardados capilares imposibles, perifollos dorados con longitud de onda perjudicial para la retina y afán por hablar con las mismas barbaridades que oye en el programa de la María Teresa Campos.
  • Adolescentes: confeccionan un patchwork cogiendo trozos de diversas tribus urbanas. Su hábitat son los parques y jardines, recreativos, puertas de institutos y sobre todo centros comerciales. A ellos se les diferencia por peinado cenicero, chaleco o abrigo tipo “plumas”, oros en orejas, ceja, cadenones de perro y pulseras “nomeolvides”, marcas por todas partes y multitud de granos y barrillos pajeriles en la cara; hablar mezcla de gitano de Puerto Urraco y conversación de marujas en Cornellá. Ellas por empeñarse en llevar prendas diminutas 3 tallas más pequeñas de la suya hasta en enero a 15 grados bajo cero, grandes dosis de maquillaje poco – o nada- coordinados y con mesura y un extraño pintarrajo de Edding a modo de “eye liner” que les surca el párpado superior y llega a la sien. Suelen pintarse los labios con el perfilador lo más oscuro posible y el interior lo más claro que puedan ver en una p%*#.
  • Hortera profundo: son lo más hortera del mercado, suelen llevar pantalones pitillo con deportivas, sandalias con calcetines, los pantalones dentro de los calcetines, camisetas de tirantes sobre jerséis y chándales con zapatos de traje. Entre su lenguaje abundan palabras como “va de retro” (no confundir con las personas de vocabulario rico y esencial…), “que fuerte” y otras frases que estuvieron muy de moda en otros tiempos…

El hortera no tiene ningún tipo de capacidad de discernimiento entre el buen gusto y la aberración. Cualquier parecido con el buen gusto es pura coincidencia. Imposibilidad de rehabilitación. A veces se considera hortera a alguien que parece que lo han metido en una cámara aislada durante X tiempo y ahora sale con comportamientos pasados, ese es otro tipo de horterismo. También son imposibles de rehabilitar.

  

Anuncios

12 comentarios en “Hortera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s