Hay que ser cabrón

Te están poniendo los cuernos

Algunas personas son capaces de superar solas estas dificultades, pero la mayor parte de nosotros necesitamos un auxilio eterno. Un experto nos enseña a enfrentarnos a la infidelidad

Asumir que nuestra pareja nos ha engañado nunca es plato de buen gusto. Está claro que la gran mayoría de personas, cuyo concepto de pareja es el de la monogamia, ven el adulterio como una pesadilla. Es lógico, a nadie le gusta ver cómo le traiciona la persona sobre la que más confianza se ha depositado. Da igual si ya existían sospechas o si nos topamos de bruces con ello, nunca es fácil saber cómo debemos reaccionar ante el engaño.

Y encima te dedicas a aplaudir al sanitario de turno…

Ya hay que ser cabrón, tonto de la pandemia de mierda…

https://cdnmundo1.img.sputniknews.com/img/109078/88/1090788842_0:111:3263:1877_1000x541_80_0_0_b06b42d6d4f150a8c67c7264a54e9794.jpg

Juan Carlos I pasará el confinamiento

Recluido en un puticlub

Ayer por la tarde, Casa Real emitía un comunicado donde se informaba que Felipe VI renunciaba a la herencia de su padre y, además, le rescindía a este de su asignación. A raíz de esto, esta mañana, el rey emérito informaba a los medios que para combatir el disgusto pasaría el confinamiento en un puticlub de Torrejón de Ardoz.

Según hemos podido averiguar, el plan ya se venía gestando desde que el monarca emérito supo que debía confinarse en casa y dijo que el prostíbulo era como su segundo hogar.

Sin embargo, no se esperaba que hiciera el comunicado ni que, en el momento de la despedida, Juan Carlos I se excusara con encontrarse muy ocupado jugando al polo en el salón Carlos III con los caballos que hizo trasladar dentro para respetar la cuarentena.
Juan Carlos asegura estar muy afectado por el castigo de su hijo y que aprovechará su confinamiento en el prostíbulo para animarse y meditar: “Siempre me dijeron que hay que dejarse tratar la depresión por profesionales” declara.

Además, el rey emérito aprovechará para pensar a quién le dejará su herencia ahora. “Al prostíbulo seguro que no” asegura, ”Ya les dejo cada mes la mayor parte de mi asignación”.

El butanero

 

Butanero, ra

  1. m. y f. Persona que reparte bombonas de butano a domicilio:
    el butanero le subió la bombona.

    El butanero, del mito al timo

    La crisis y el precio fijado de la bombona provocan una degradación imparable del negocio de esta energía con trabajadores sin contrato que viven de pequeñas estafas o propinas

      Un butanero sube una bombona a un piso de Barcelona.

    Un butanero sube una bombona a un piso de Barcelona

    Como la mayoría en este oficio en Barcelona, Ibrahim es paquistaní y los quintos sin ascensor terminaron partiéndole la espalda tras 15 años cargando bombonas. Así que se hizo autónomo, compró un camión y ahora espera sentado en la cabina todo el día a que dos compatriotas se pateen la calle a gritos para vender el género. Él se lleva 35 céntimos por botella (vende unas 80 al día) y los repartidores, las propinas y el sobreprecio que encasqueten al incauto de turno: la botella vale hoy 13,10 euros, pero llegan a venderla a 20. Ibrahim y todos los que se desgañitan a diario en cada esquina de España —la mayoría inmigrantes— son el eslabón más débil de la cadena de despropósitos por la que se rige el negocio del butano. Muchos de los entrevistados en este reportaje ni siquiera tienen contrato, otros uno falso por cantidades que jamás cobrarán o por un reducido número de horas que siempre exceden. En este submundo, que mueve 70 millones de bombonas al año, no hay facturas, recibos ni garantías de ningún tipo. Es la ley del butano.

    Ibrahim (pide nombre ficticio para protegerse) la conoce bien. Él no gana ni para traerse a su familia de Pakistán. Con los 1.000 euros que saca al mes tiene que pagar la cuota de autónomos, la gasolina, el seguro y devolver a plazos a la distribuidora el préstamo por la desvencijada tartana que le vendieron por 18.000 euros. Además, tendría que hacer un contrato a los dos repartidores que trabajan con él, pero le llega solo para pagar a un abogado y que amañe uno falso por cantidades que nunca verán. Prefiere no hablar demasiado, pero utiliza un proverbio paquistaní para describir a la empresa para la que trabaja: “El elefante tiene dos dientes bonitos de marfil por fuera. Pero con el que muerde está escondido”.

Reto viral: encuentra al leopardo

Encuentra al leopardo

Chistes

Joven española se pone a zorrear al butanero, acaban follando! - Redtube

 

     Joven española se pone a zorrear al butanero y acaba violeando! Ha preparado una cámara oculta para ver si es capaz de follar con el chico del butano que no veas lo guapo y fuerte que está, para eso recurrirá a que se le vea el culito con esa ropa tan sexy y claro, el butanero no podrá resistirse a semejante zorra, menudo trajín con cámara oculta!

El Butanero siempre llama dos veces

Con la colaboración de Superduque

El Guión


Un escritor solitario conoce un día a una prostituta a la que ofrece su dinero a cambio de que ella le dedique su tiempo y su amistad. Sin embargo ella empieza a cansarse de él cuando su economía decrece, por lo que éste debe conseguir dinero a toda costa. Dirigida por Narciso Ibáñez Serrador, guión de Luis Peñafiel e interpretada por Narciso Ibáñez Menta, Marisa de Leza, Julián Pérez Ávila, Carlos del Pino y José Peñalver.

https://i2.wp.com/gifimage.net/wp-content/uploads/2017/11/gif-anim%C3%83%C2%A9-neige-qui-tombe-3.gif